El tag de la filosofía del confinamiento

Sobre el confinamiento

[Cuidar bien las imágenes y los encuadres, la estética…] [Imágenes de las calles vacías (recibidas por Whatsapp y otros medios: Toledo, Madrid, París, Nueva York, Tokyo, Buenos Aires, Medellín, Cartagena de Indias… – Señalar en subtítulo las ciudades a las que corresponden las imgánes)]. / [Sonido de desierto, como de calle vacía en el oeste, viento silvando] / [Situación inédita, inesperada, distópica (como dijo alguien en las redes: de tanto ver series sobre distopías, hemos acabado viviendo en una de repente) – Imágenes de Black Mirror, escenarios distópicos]

Nueva Animación del Logo de Netflix Intro (Febrero 2019)

https://www.zeleb.es/tv/peliculas-y-series-distopicas-de-netxflix-que-no-te-puedes-perder

¿Qué ha pasado de repente? ¿Quién se iba a imaginar algo así hace tan solo unos meses? Como leí hace poco en alguna red social, parece como si de tanto ver series sobre distopías, un buen día habríamos despertado en una…



Sobre la confianza en nosotros mismos como especie

De repente nos asustamos, surge un cierto instinto de autoconservación… En un momento así es normal que nos surjan dudas y recelos hacia los demás: sentimos miedo y el miedo genera desconfianza hacia los otros (que se manifiesta de muchas maneras: compras masivas de papel higiénico, pasta o carne en supermercados, compra de armas en USA, de marihuana en Holanda, …).

#CORONAVIRUS | Colas y estantes vacíos en un SUPERMERCADO de MADRID – EL PAIS – 10 mar. 2020

Wer hamstert was und warum 19.03.2020 quer mit Christoph Süß ∙ BR Fernsehen: https://www.ardmediathek.de/br/player/Y3JpZDovL2JyLmRlL3ZpZGVvLzQzMzFkNDhjLTlkNmUtNGExNy05ZTA1LTFiNDliOTNiYWNlNA/wer-hamstert-was-und-warum

“Klopapier, Wein, Marihuana: Was wird wo auf der Welt gehamstert?”: https://www.stern.de/wirtschaft/coronavirus–klopapier–wein–marihuana—was-wird-wo-auf-der-welt-gehamstert–9187568.html

Coronavirus: Warum hamstern die Deutschen Nudeln und KLOPAPIER? | heute-show vom 06.03.2020 – ZDF heute-show

Colas frente a ‘coffeeshops’ en Países Bajos antes de su cierre por el coronavirus – RT en Español – 16 mar. 2020

La sensación es que la clase política, en general, reacciona tarde y mal, ninguno parecemos tomarnos en serio lo que se nos viene. La reacción natural es la risa y el humor.

#CORONAVIRUS | El lapsus de RUTTE: “Ya no podemos darnos la mano… ¡Oh, perdón!” – 10 mar. 2020 – EL PAIS



Sobre las teorías de la conspiración

El gráfico de la evolución de casos confirmados de Coronavirus I MARCA •29 mar. 2020

Pero la situación se va tornando cada vez más seria. Ya no hacemos tantos chistes. Aumentan los contagios rápidamente…

World Map Timelapse of the Coronavirus (January 20 to April 1) – WawamuStats – 1 abr. 2020

Los medios nos informan diariamente de la muerte de miles de personas en el mundo. Entramos en pánico. Personas conocidas se marchan. Miles de familias pierden a seres queridos… ¿Qué clase de broma es esta?

Necesitamos respuestas rápidas que nos ayuden a procesar lo que está pasando. Cuando el ser humano no puede saber algo, se lo inventa. Fue así desde siempre.

“La propagación continua de la epidemia de coronavirus ha desencadenado grandes epidemias de virus ideológicos que estaban latentes en nuestras sociedades: noticias falsas, teorías de conspiración paranoicas, explosiones de racismo”, afirma el filósofo Slavoj Žižek.

The Truman Show Deleted Scene – Growing Suspicious (1998) – Jim Carrey Movie HD – Maravilloso momento de El Show de Truman -que no aparece en la peli final- en el que Truman se da cuenta de que TODO lo que conoce forma parte de una CONSPIRACIÓN. Me encanta las caras de Jim Carrey. Gran actor…

“The ongoing spread of the coronavirus epidemic has also triggered vast epidemics of ideological viruses which were laying dormant in our societies: fake news, paranoiac conspiracy theories, explosions of racism” (“La propagación continua de la epidemia de coronavirus también ha desencadenado grandes epidemias de virus ideológicos que estaban latentes en nuestras sociedades: noticias falsas, teorías de conspiración paranoicas, explosiones de racismo“). Versión original en inglés: https://www.rt.com/op-ed/481831-coronavirus-kill-bill-capitalism-communism/. “El Coronavirus es un golpe a lo Kill Bill al sistema capitalista”, Slavoj Žižek (https://www.semana.com/cultura/articulo/slavoj-zizek-el-coronavirus-es-un-golpe-a-lo-kill-bill-al-sistema-capitalista/658098)

Las explicaciones de los científicos tampoco nos terminan de convencer: “hay una tendencia a preferir las fábulas, las fantasías, la ficción, aunque no sean verdad, a los relatos basados en hechos”, afirmaba hace unos años en una entrevista el escritor Frank Westerman (https://www.lavozdegalicia.es/noticia/fugas/2017/05/26/gente-prefiere-mentira-verdad/00031495723951684168916.htm). “Cuánto más fuerte es una historia, mayor es su ventaja de supervivencia”.

“Cuánto más fuerte es una historia, mayor es su ventaja de supervivencia”, ha asegurado este autor, que considera que desde que Donald Trump ganó las elecciones en Estados Unidos lo que ocurre “ya no es una falta de respeto hacia los hechos sino más bien el creer en la fortaleza de la mentira por encima de los hechos”: https://www.lavanguardia.com/vida/20170518/422714668159/mitos-de-hoy-conforman-teorias-de-la-conspiracion-dice-el-autor-f-westerman.html

El valle asesino: Sobre el origen de los mitos. Escrito por Frank Westerman: https://books.google.es/books/about/El_valle_asesino.html?id=wTq8DgAAQBAJ&printsec=frontcover&source=kp_read_button&redir_esc=y#v=onepage&q&f=false

Así las cosas: De teorías conspirativas, con Julio Patán y Alejandro Rosas – WRadio969 – Emitido en directo el 19 jul. 2019

Según Julio Patán, autor del libro Conspiraciones: “es preferible creer que existe una fuerza más allá de nosotros mismos que lo ordena todo, así sea oscura y maligna, a aceptar que no hay un plan, que el mundo es caótico y que estamos solos en él . Es menos angustiante creer que existe Dios y un destino establecido.”: https://www.jotdown.es/2011/05/la-teoria-de-la-conspiracion/

Juan Luis Arsuaga, Vida, la gran historia, Destino, Barcelona, 2019, pp. 84-85

En un libro reciente, escribía el paleoantropólogo Juan Luis Arsuaga  que lo que caracteriza el pensamiento mágico precientífico es la atribución de intencionalidad a todo lo que existe: “las fuerzas que operan por doquier pueden ser benévolas con nosotros o pueden ser hostiles”. Pero “lo más terrible”, aquello contra lo que siempre nos hemos rebelado -pero que constituye el principio de objetividad de la naturaleza- es “la idea de un universo completamente indiferente al ser humano”.

La indiferencia del universo hacia nosotros nos da vértigo y la rechazamos. Así que proliferan complejas historias sobre lo ocurrido. Como señala Julio Patán, es obvio que las conspiraciones existen. “Si conspirar es «unirse algunos contra su superior o soberano», según precisa el Diccionario de la Real Academia, entonces son conspiraciones los golpes de Estado, como el de Pinochet en Chile; los alzamientos militares, como el de Franco en España; las revoluciones mexicana, bolchevique o francesa… La historia es rica en ejemplos (…). En la bibliografía especializada en estos asuntos, cuando un autor habla de una conspiración suele referirse a algún plan secreto concebido no para tomar el poder sino para conservarlo, consolidarlo o, más a menudo, extenderlo. Ejemplos de esta forma de la conspiración serían los asesinatos de opositores o incluso las campañas de «desinformación», es decir, las campañas mediáticas destinadas a manipular a la opinión pública mediante noticias falsas. En estos casos, la conspiración es urdida desde el poder, no necesariamente contra éste, y el poder puede o no ser el poder político.

Pero otra cosa distinta son las llamadas “teorías de la conspiración” o “teorías del complot”, que para el autor tienen tres características de las que carecen las “conspiraciones reales”:

La primera es que, debido a la capacidad de planeación y ejecución que se atribuye a sus perpetradores y a los medios inagotables con que cuentan, las conspiraciones que describen parecen libres de fallos. Se refieren, en una palabra, a conspiraciones perfectas, o poco menos. En segundo lugar, tratan de conspiraciones de alcance universal, ilimitadas, que dejan señales en literalmente todo el mundo, y que tienen como meta alterar por completo el orden establecido, derrocar todas las instituciones conocidas y poner el planeta entero en manos de los complotistas. Hablamos, pues, de conspiraciones nacidas de una vocación de absoluto, dirigidas hacia la supremacía total. Por último, generalmente tratan de conspiraciones muy antiguas, concebidas hace décadas, siglos o incluso milenios.

(http://planetadelibrosmexico.com/conspiraciones-un-libro-de-julio-patan-sobre-la-paranoica-historia-de-la-conquista-del-mundo/)

“Las conspiraciones son fascinantes porque nos permiten ser detectives o críticos de todo lo que nos rodea, nos invitan a leer, analizar e interpretar señales y símbolos que normalmente pasan inadvertidos a la mayoría y convierten la cotidianidad en un intrigante rally de pistas y misterios por resolver. Además, las conspiraciones se ofrecen como narrativas abiertas, febriles y apasionantes que fusionan datos comprobables con hipótesis, exageraciones y falsificaciones que a menudo despiertan la imaginación y las fantasías cinematográficas. En Estados Unidos, prácticamente no hay noche en que la televisión por cable no ofrezca por lo menos un programa sobre ovnis o el asesinato de Kennedy” (https://www.letraslibres.com/mexico/libros/conspiraciones-breve-historia-la-conquista-del-mundo-por-los-extraterrestres-los-masones-la-onu-las-elites-financieras-el-establishment).

https://www.latercera.com/tendencias/noticia/santiago-alba-rico-preferimos-un-enemigo-con-un-plan-que-un-azar-desatado-sobre-el-mundo/GL4JED4R2RGG5NFQNZA7UCQJ4A/?fbclid=IwAR3OdE8bNPV

VÍDEO: Trump: “Virus chino” (https://www.youtube.com/watch?v=E2CYqiJI2pE).

“La gente se cree cualquier basura. La expresión de “virus chino” ha provocado discriminación de asiáticos-americanos en mi país. Hay una larga historia de lo que llamaban el “peligro amarillo”, que clasificaba a los asiáticos como una enfermedad en sí mismos. Por lo que esa expresión reaviva una historia de racismo, pero no creo que la mayoría caiga en eso. La gente intenta culpar de las catástrofes a otros y rechaza ayudarlos. La buena política debe contrarrestar esa tendencia”, afirmaba la filósofa Martha Nussbaum en una entrevista reciente. [“Nussbaum: La pandemia ha reactivado el deseo de una democracia social” – 14/04/2020 – eldiario.es (https://www.eldiario.es/sociedad/Nussbaum-pandemia-reactivado-democracia-social_0_1016648792.html)].

“Coronavirus y bulos: el origen del Covid-19 en 3 teorías de la conspiración. Algunas apuntan a un origen extraterrestre, mientras que otras afirman a que lo producen las torres de 5G”: https://www.redaccionmedica.com/virico/noticias/coronavirus-y-bulos-el-origen-del-covid-19-en-3-teorias-de-la-conspiracion-4930

“Teorías del coronavirus: ¿Arma biológica? ¿Virus remoto con 5G?Varias investigación ratifican el origen natural del Sars-Cov2 y vuelve a colocar al pangolín como posible huésped”: https://www.redaccionmedica.com/virico/noticias/teorias-del-coronavirus-arma-biologica-virus-remoto-con-5g–1369

“El coronavirus ha dado lugar a un maremágnum de teorías conspirativas, desinformación y propaganda, que erosionan la confianza pública y socavan la labor de los funcionarios de salud de maneras que podrían alargar la pandemia e incluso perdurar una vez que esta haya pasado. (…)”, escribe Max Fisher en The New York Times. “La creencia de que uno tiene acceso a un conocimiento prohibido da la sensación de certidumbre y control en medio de una crisis que ha puesto de cabeza al mundo. Y compartir ese “conocimiento” puede darle a la gente algo que es difícil de encontrar tras semanas de encierro y muerte: un sentido de voluntad propia (…). Los sentimientos de seguridad y control que ofrecen dichos rumores pueden ser ilusorios, pero el daño a la confianza pública es muy real”: (https://www.nytimes.com/es/2020/04/13/espanol/mundo/coronavirus-conspiracion-fake-news.html).

VÍDEO:

Gove warns 5G-coronavirus conspiracy theory is ‘dangerous nonsense’ (https://www.theguardian.com/uk-news/2020/apr/04/uk-phone-masts-attacked-amid-5g-coronavirus-conspiracy-theory): “La historia de 5G es una completa y absoluta basura, es una tontería, es el peor tipo de noticia falsa”. “La realidad es que las redes de telefonía móvil son absolutamente críticas para todos nosotros. Esas son también las redes telefónicas que utilizan nuestros servicios de Emergencia y nuestros trabajadores de la Salud y estoy absolutamente indignado, absolutamente disgustado de que la gente esté tomando medidas contra la misma infraestructura que necesitamos para responder a esta emergencia sanitaria”.

“Voices can be heard stating “**** 5G” and “viva la revolution” as the fire burns” (https://www.irishnews.com/coronavirus/2020/04/04/news/police-appeal-for-witnesses-to-5g-arson-attack-on-phone-mast-1890409/).

“Varias antenas de telefonía móvil con la tecnología 5G fueron quemadas o destrozadas en los primeros días de este mes en diversas ciudades del Reino Unido. Ocurrió después de que algunas webs publicasen noticias falsas (las que se conocen como fake news) atribuyendo a este nuevos sistema de comunicación de alta capacidad la responsabilidad del coronavirus. No es un hecho exclusivo de Gran Bretaña: al menos en los Países Bajos han ocurrido sucesos similares”: https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2020/04/15/queman-antenas-5g-reino-unido-creer-bulos-atribuyen-responsabillifdadc-coronavirus/00031586964963675256431.htm.

“Siguen quemando torres móviles 5G en Europa, ahora en los Países Bajos La semana pasada ardieron hasta 4 torres de telefonía móvil en Holanda, que se suman a las de Reino Unido”: https://as.com/meristation/2020/04/13/betech/1586782723_622826.html.

Another 5G Tower Fire UK During Coronavirus Lockdown

5G Tower Fire Birmingham

“Teorías de la conspiración, ¿cómo nacen?”, en Xenius: https://www.arte.tv/es/videos/086129-027-A/teorias-de-la-conspiracion-como-nacen/

¿Se debería ejercer algún tipo de censura sobre estas teorías de la conspiración por el daño que pueden hacer en cuanto a la desconfianza social que generan? Mi opinión es que rotundamente no: es evidente que eso solo las haría crecer y fortalecerse, dándoles más argumentos a sus seguidores para ahondar en su desconfianza hacia la sociedad y sus instituciones. Pero tal vez sí que sería conveniente que tratáramos entre todos de esforzarnos en ser responsables y no difundir ninguna noticia dudosa si no estamos completamente seguros de su veracidad. En un momento difícil como este, es importante que nos ayudemos unos a otros a mantener la confianza en nuestra sociedad y la cordura. Según el artículo de The New York Times citado, “Facebook, Twitter y YouTube tomaron medidas extraordinarias para eliminar las publicaciones”; pero las personas creyentes en estas teorías, al ver desaparecer sus vídeos, pueden sentir reforzada su desconfianza inicial y aferrarse aún más a teorías falsas.



Ejemplos de pronósticos hechos por filósofos

Mano Negra – Mala Vida (Clip Officiel)

En estos días de confusión los medios de comunicación han recurrido a menudo a filósofos y filósofas, que han tratado de argumentar sus diferentes opiniones, más o menos optimistas, más o menos acertados, acerca de la situación que estamos viviendo:

  • Pesimistas

Refiriéndose a las estrictas medidas de confinamiento aplicadas en Italia, Giorgio Agamben escribía, a finales de febrero, cuando el virus apenas llegaba a Italia, un artículo de opinión que tituló “La invención de una epidemia”. En él se afirmaba que, si se tomaban en consideración las declaraciones de la CNR (El Consiglio Nazionale delle Ricerche [Consejo Nacional de Investigación]), según las cuales no sólo “no hay ninguna epidemia de SARS-CoV2 en Italia”, sino que de todos modos “la infección, según los datos epidemiológicos disponibles hoy en día sobre decenas de miles de casos, provoca síntomas leves/moderados (una especie de gripe) en el 80-90% de los casos”. En el 10-15% de los casos puede desarrollarse una neumonía, cuyo curso es, sin embargo, benigno en la mayoría de los casos. Se estima que sólo el 4% de los pacientes requieren hospitalización en cuidados intensivos”. Si esta es la situación real, se preguntaba el filósofo “¿por qué los medios de comunicación y las autoridades se esfuerzan por difundir un clima de pánico, provocando un verdadero estado de excepción, con graves limitaciones de los movimientos y una suspensión del funcionamiento normal de las condiciones de vida y de trabajo en regiones enteras?”. Y concluía: “en un círculo vicioso perverso, la limitación de la libertad impuesta por los gobiernos es aceptada en nombre de un deseo de seguridad que ha sido inducido por los mismos gobiernos que ahora intervienen para satisfacerla” (“La invención de una epidemia” (https://www.pagina12.com.ar/250990-la-invencion-de-una-epidemia).

https://www.quodlibet.it/giorgio-agamben-l-invenzione-di-un-epidemia

Quizá Agamben haya cambiado de opinión con el transcurrir de los días y la rápida modificación del escenario…

Por su parte, el filósofo John Gray se despachaba así con el futuro en un artículo publicado en El País el 12 de abril: “Si la Unión Europea sobrevive, puede que se parezca al Sacro Imperio Romano en sus años finales, un fantasma que subsiste durante generaciones mientras el poder se ejerce en otro lugar (…). Dado que el centro político ha dejado de ser una fuerza de liderazgo, y con gran parte de la izquierda aferrada al fallido proyecto europeo, muchos Gobiernos estarán dominados por la extrema derecha” (John Gray, “Adiós globalización, empieza un mundo nuevo. O por qué esta crisis es un punto de inflexión en la historia”: https://www.elmatinal.com/actualidad/adios-globalizacion-empieza-un-mundo-nuevo-o-por-que-esta-crisis-es-un-punto-de-inflexion-en-la-historia/) y (https://elpais.com/ideas/2020-04-11/adios-globalizacion-empieza-un-mundo-nuevo.html).

Byung-Chul Han afirmaba, por su parte, en otro artículo de hace unos días, con cierto pesimismo, que “China podrá vender ahora su Estado policial digital como un modelo de éxito contra la pandemia. China exhibirá la superioridad de su sistema aún con más orgullo. Y tras la pandemia, el capitalismo continuará aún con más pujanza. Y los turistas seguirán pisoteando el planeta” (“La emergencia viral y el mundo de mañana” (https://elpais.com/ideas/2020-03-21/la-emergencia-viral-y-el-mundo-de-manana-byung-chul-han-el-filosofo-surcoreano-que-piensa-desde-berlin.html).

  • Optimistas

Contrarrestando un poco el pesimismo, hemos podido leer a Martha Nussbaum que “esta crisis está poniendo de relevancia la necesidad de promover la verdadera igualdad (…) y de poner el valor a las pequeñas cosas que no apreciábamos tanto de la vida cotidiana” (Martha Nussbaum, “La pandemia ha reactivado el deseo de una democracia social”: https://www.eldiario.es/sociedad/Nussbaum-pandemia-reactivado-democracia-social_0_1016648792.html).

Por su parte, Luigi Ferrajoli, filósofo del derecho ha criticado la respuesta europea a esta crisis: “Los países de la UE van cada uno por su lado defendiendo una soberanía insensata”. Ferrajoli defiende una Constitución del planeta Tierra como única manera realista de afrontar los problemas que, como las pandemias o el cambio climático, desbordan las fronteras: https://elpais.com/ideas/2020-03-27/luigi-ferrajoli-filosofo-los-paises-de-la-ue-van-cada-uno-por-su-lado-defendiendo-una-soberania-insensata.html

Y Slavoj Žižek, en al artículo que hemos citado antes, señala con esperanza que “quizás otro virus ideológico, y mucho más beneficioso, se propagará y con suerte nos infectará: el virus de pensar en una sociedad alternativa, una sociedad más allá del estado-nación, una sociedad que se actualiza a sí misma en las formas de solidaridad y co-operación global” (“Coronavirus es un golpe al capitalismo al estilo de ‘Kill Bill’ y podría conducir a la reinvención del comunismo”, por Slavoj Žižek (extraído de Sopa de Wuhan, Editorial ASPO -Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio-, marzo de 2020: https://www.infobae.com/america/cultura-america/2020/04/02/de-zizek-a-judith-butler-como-es-el-libro-gratuito-que-reune-las-reflexiones-de-los-intelectuales-sobre-la-pandemia-del-coronavirus/).



Sobre hacer pronósticos acerca de lo que va a pasar

¿Pero tienen acaso sentido las predicciones, los pronósticos, los augurios? El iconoclasta artista Alejandro Jodorowsky, en un libro suyo, se expresaba en estos términos sobre esta cuestión:

“Yo no creo en la posibilidad real de predecir el futuro (…). Al predecir un acontecimiento, uno lo provoca: es lo que en psicología social se denomina «realización automática de las predicciones». (…) Como señala Rosenthal, si un profesor prevé que un mal estudiante continuará igual, lo más seguro es que nada cambie. Por el contrario, cuando el profesor estima que el niño es inteligente, aunque tímido, y prevé que a pesar de ello hará progresos, el niño comienza a progresar… Es una constatación sorprendente pero que ha sido verificada en varias ocasiones, suficiente para inspirar la mayor desconfianza respecto de aquellos que, so pretexto de poseer dones sobrenaturales, se permiten predecir acontecimientos que el inconsciente del consultante traducirá en deseo personal, con el fin de someterse a las órdenes del vidente. Como resultado de esto, el consultante asumirá la tarea de realizar estas predicciones, con consecuencias muchas veces nefastas. Toda predicción es una toma de poder, mediante la cual el vidente se complace en prefigurar destinos, torciendo así el curso natural de una vida…”.

Alejandro Jodorowsky, Psicomagia, Siruela, Madrid, 2011, “El acto poético”.

Robert Rosenthal: “El efecto Pigmalión”

Tal vez, el escuchar demasiado las predicciones de los expertos relativas al futuro que nos espera pueda convertirnos en víctimas de una suerte de “efecto pigmalión” a escala global: si muchas personas se convencen de las predicciones pesimistas de algunos supuestos “expertos” cuya voz es amplificada por los medios, tal vez acabemos realizando de manera inconsciente la profecía en cuestión, al igual que los alumnos del experimento de 1968 de Robert Rosenthal y Lenore Jacobson.



Crítica a la idea misma de futuro

Creo que en una situación como la actual debemos cuidarnos mucho de no caer en esa toma de poder consistente en tomar como verdades lo que no son otra cosa que proyecciones de los prejuicios o desequilibrios del que ejerce de adivino. Es hora de ejercer nuestra autonomía como adultos mayores de edad y atrevernos a pensar por nosotros mismos sin la tutela de otros, tal y como nos animó Kant:

“La ilustración es la salida del hombre de su minoría de edad. Él mismo es culpable de ella. La minoría de edad estriba en la incapacidad de servirse del propio entendimiento, sin la dirección de otro. Uno mismo es culpable de esta minoría de edad cuando la causa de ella no yace en un defecto del entendimiento, sino en la falta de decisión y ánimo para servirse con independencia de él, sin la conducción de otro. ¡Sapere aude! ¡Ten valor de servirte de tu propio entendimiento! He aquí la divisa de la ilustración”.

Immanuel Kant, ¿Qué es la Ilustración? (1784) [traducción encontrada en internet y ligeramente modificada]. Otra traducción del texto aquí: “¿Qué es la Ilustración”, en: Filosofía de la Historia, traducción de Eugenio Ímaz, FCE, Madrid, 2000
Aunque es obvio que no podemos saberlo todo… en nuestras sociedades, multitud de ciudadanos y ciudadanas se dedican a la investigación científica de las diversas ramas del saber o a la aplicación técnica y experiencial de diferentes disciplinas o artes. Yo creo que debemos recurrir a ellos, consultarlos, informarnos, estudiar, aprender… Pero exigir también a nuestros prójimos expertos en las diferentes áreas que nos informen precisa y objetivamente de cada cuestión, ahorrándose las predicciones, o haciendo las que correspondan y sean útiles con todas las cautelas informativas necesarias. Así evitaremos ser condicionados por la visión que del futuro -que es aquello que no se sabe- puedan tener.

En una entrevista del diario ABC al profesor Agustín García Calvo, titulada “«No al Futuro». García Calvo, hijo del 68”, el poeta, gramático y pensador se refería en estos términos al período histórico conocido como “Mayo del 68”, consistente en un movimiento espontáneo de protesta juvenil:

“Ahora bien, aquello era (y es) un levantamiento de gente, no del todo sumisa todavía, contra el Futuro que se les venía encima, el Futuro que el Régimen más avanzado del mundo les imponía como necesario (…). Yo sigo viviendo ahora de aquel levantamiento en que me dejé enredar contra aquel Futuro, y de ello sigo viviendo y haciendo lo que se pueda” (https://www.abc.es/espana/abci-no-futuro-garcia-calvo-hijo-200804270300-1641826053145_noticia.html).

“El Mayo del 68 en diez claves. El poder se asustó con la revolución que no prosperó pero que fue la protesta más influyente en las décadas posteriores” – DAVID DUSSTER 06/05/2018 (https://www.lavanguardia.com/internacional/20180506/443237104279/mayo-68-francia-revolucion.html)

En otra entrevista a este profesor el entrevistador y el entrevistado reflexionaban sobre el futuro como tiempo gramatical:

<<-La invención gramatical del tiempo verbal futuro es bastante reciente en nuestras lenguas. Procedería de antiguas formas de expresión modal de deberes y proyectos (“mañana ir he a la iglesia” o “mañana trabajar he en el campo”). (…).
-Sí, y no solo en las lenguas antiguas –en el dialecto homérico, por ejemplo– no hay un tiempo futuro, sino que tampoco lo hay en las lenguas modernas. Lo he mostrado en Elementos gramaticales 2. Trato el futuro como lo que llamo “modos” en sentido segundo, el “eventual”, el “potencial”, etc., que son atenuadores de la afirmación: porque afirmar de manera rotunda resulta escesivo. Por eso hay cuantificadores, de la seguridad, de la afirmación. Lo que se llama “modos” no es ningún tiempo. (…) La lengua común no participa del futuro, sino solo los dialectos superiores, incluyendo los matemáticos, al servicio de la ciencia. En ese futuro no pasa nada y, por tanto, se puede jugar con los números, con los presupuestos de la banca, con los presupuestos de los estados, con las leyes que previenen y prevén lo que se debe hacer: lo que se quiera, puesto que el futuro es un vacío… que no nos deja vivir, cambiándonos la vida por un futuro.>> (https://www.editoriallucina.es/entrada/el-futuro-es-un-vacio-que-no-nos-deja-vivir_86.html).

 

Rosa Pedrero Sancho, La expresión del tiempo futuro en las lenguas indoeuropeas, Tesis Doctoral, UCM. Madrid, 2015, p. 37: https://eprints.ucm.es/52409/1/5309855152.pdf
Ibíd. pp. 38-39
Ibíd. pp. 40-41
Ibíd. pp. 42-43
Ibíd. pp. 44-45
William James Entwistle, Aspects Of Language, Faber and Faber, London, 1953, p. 184 (https://ia801607.us.archive.org/20/items/in.ernet.dli.2015.148525/2015.148525.Aspects-Of-Language.pdf)
https://dialnet.unirioja.es/servlet/dctes?codigo=182788

“Se dice comúnmente que las lenguas disponen de unos medios menos concretos y explícitos para expresar lo que ha de venir que los que se utilizan para hablar de lo pasado. La causa de esto podría ser que en el momento en que se sitúa el hablante, mientras el pasado le es algo conocido, algo de lo que puede hablar con cierta certeza, el futuro solo lo puede concebir como algo probable, deseado, o temido por él. Parece, pues, que no hay en las lenguas una necesidad intrínseca de expresar el futuro, porque su idea fundamental está a menudo indicada por nociones que no son temporales. La concepción de tiempo futuro es algo tan íntimamente ligado a otras nociones como deseo, inminencia, intención, volición, etc. -que, a nuestro modo de ver, no puede ser situado al mismo nivel que el Presente o el Pasado”.

Rosa María Pedrero Sancho, La expresión del tiempo futuro en las lenguas indoeuropeas, Tesis Doctoral, Universidad Complutense de Madrid, 1980, pp. 37 y 38

La experiencia del pasado nos permite prepararnos para lo que pueda venir. Pero aquello que está por venir es, precisamente, el porvenir, esto es, un suceso futuro, que todavía no es, por lo que tampoco puede saberse con certeza hasta que sea.

En una reciente entrevista publicada en el diario El País, el historiador económico Adam Tooze explicaba que con esta situación provocada por el coronavirus nos adentramos en lo que él entiende como terra incógnita:

“La velocidad y profundidad de esta crisis no resiste las comparaciones con 1914, 1929 o 1941. Tiene la capacidad de devastación de una guerra combinada con la potencia destructiva de una crisis de primera magnitud, como la Gran Depresión. Pero no es nada de eso: no hay nada parecido en los dos últimos dos siglos y medio (…). “Lo primero que hace un historiador es buscar analogías, pero más que acudir a los libros de historia quizás haya que acudir a las metáforas médicas: esto es un ataque al corazón, un coma inducido; es algo completamente nuevo bajo el sol”.

Para Tooze, la anterior crisis de 2008 (ese “futuro” que nos fue impuesto a la población) “fue el mayor gato por liebre de la historia, especialmente en Europa: millones de personas sufrieron sin motivo. Esperemos que eso no se repita”. A su juicio, la salida de esta situación en el caso español exige una reacción firme a nivel europeo: “es una pandemia que exige una respuesta conjunta si el euro quiere salir de esta con todas las plumas” “Si se rompe el euro el Sur lo va a pasar mal, pero el Norte también: los repliegues nacionalistas no son buena idea” ( ADAM TOOZE, HISTORIADOR DE LA UNIVERSIDAD DE COLUMBIA “La canciller Merkel tiene la llave de salida para este lío, y es el momento de usarla” – https://elpais.com/economia/2020-04-11/la-canciller-merkel-tiene-la-llave-de-salida-para-este-lio-y-es-el-momento-de-usarla.html )

– CANTAR CON GUITARRA E INTERCALAR CON PERCUSIÓN RUMBERA: Manu Chao: “No solo en China hay futuro” (CORONARICTUS SMILY KILLER SESSIONS… num 29) –



¿Qué puede aportar la filosofía, que tiene más que ver con preguntar que con responder?

El filósofo Byung-Chul Han afirmaba, en el artículo que hemos citado antes, que no podemos dejar que el virus nos traiga la buena sociedad: “Somos NOSOTROS, PERSONAS dotadas de RAZÓN, quienes tenemos que repensar y restringir radicalmente el capitalismo destructivo, y también nuestra ilimitada y destructiva movilidad, para salvarnos a nosotros, para salvar el clima y nuestro bello planeta” (https://elpais.com/ideas/2020-03-21/la-emergencia-viral-y-el-mundo-de-manana-byung-chul-han-el-filosofo-surcoreano-que-piensa-desde-berlin.html).

Por otro lado, también en un artículo muy reciente, afirmaba el profesor de filosofía Eduardo Infante, con razón, que “la filosofía es un arte que tiene más que ver con las preguntas que con las respuestas. Sócrates fue un maestro en el arte de preguntar: educó moralmente a toda una generación de ciudadanos cuestionándolos con sus preguntas. Quizá lo importante no sea tanto preguntarnos por la sociedad que vendrá tras el coronavirus, intentando ejercer de adivinos, sino más bien preguntarnos por la sociedad que queremos construir, ejerciendo de ciudadanos” (https://www.lne.es/noticias-suscriptor/opinion/2020/04/14/dia-despues/2624479.html?fbclid=IwAR3WAUIqlBuYEnyrAaECNGFOA-oIhR2eYxmb9n6eikcNUluSvzlBn3TCBQc). Quizá podamos recuperar “ese ideal moderno de fraternidad con el que se soñó durante la Revolución Francesa”, a pesar de la lucha partidista polarizada a la que nos tiene acostumbrados la clase política. Como dice Eduardo, quizá “el día después de esta crisis puede ser una oportunidad para construir juntos un mundo que alimente la compasión”.

O el filósofo Mario Espinoza Pino, que termina así un reciente artículo suyo sobre la situación actual: “ante los grandes males no hay salida individual que valga, y que lo único que podrá resguardarnos de la tormenta es el apoyo mutuo. También será la mejor virtud para transitar hacia una sociedad que merezca la pena ser vivida”.

Mario Espinoza Pino, “Bifurcaciones: entre el desastre y la esperanza #covid-19”, El Salto Diario, 1 de mayo de 2020 (https://www.elsaltodiario.com/el-rumor-de-las-multitudes/bifurcaciones-entre-el-desastre-y-la-esperanza-covid-19)


¿Cómo te gustaría que fuese el mundo tras esta crisis? Propuesta de trabajo-tarea.

En otro reciente artículo publicado en eldiario.es, el autor, Carlos Candel, afirmaba sorprendentemente que no deseaba “volver a la normalidad” tras el confinamiento:

Pues yo, lo siento, pero no quiero volver a la “normalidad”. No anhelo volver a las caravanas diarias para ir al trabajo, a pasar menos tiempo con mi familia, ni a ver la “boina” negra amenazando el cielo de Madrid, a una educación segregadora y con ratios insostenibles, a la precariedad de la Sanidad, al elitismo de que gane más el que más dinero sea capaz de producir menospreciando labores tan fundamentales en este crisis como las de limpiar, reponer o entregar productos, cuidar a los mayores…

Detestaría regresar a la orgía de consumismo compulsivo y sin sentido que nos hacía comprar productos innecesarios y de mala calidad, fabricados en países pobres por personas pobres en condiciones de semiesclavitud, para que otros puedan seguir acumulando sus riquezas, sólo por el hecho de que esas prendas son baratas y de temporada. Tampoco quiero recuperar esa proximidad ficticia que nos hacía llamar de vez en cuando y casi rutinariamente a nuestros familiares más cercanos, sin importarnos realmente por sus vidas; ni a cruzarme de nuevo con los vecinos en el ascensor sin mirarnos a los ojos y sonreírnos, conscientes de que la vida nos pasa a todos. Ni a seguir viviendo ajeno al resto del mundo, encapsulado en mi “privilegiado” modo de vida. Ni a continuar viendo a los inmigrantes con miedo, como enemigos a los que hay que cerrar el paso con concertinas o muros. No, no quiero volver a la normalidad de la que todo el mundo habla (…).

Siento que no se habla de lo importante. No se trata de vencer al coronavirus, ni siquiera de cómo voy a sobrevivir este mes. Se trata de cuestionar nuestro modo de vida para poder seguir viviendo más allá de un mes, de un año o una década, y de que nuestros hijos, hijas y aquellos que están por venir también puedan hacerlo (…).

Por eso, me gustaría que no volviéramos a la normalidad, que no cayéramos en el fatalismo de que no se puede hacer nada, de que ya está todo decidido. Puede que así sea, pero me resisto a ello

(https://www.eldiario.es/historiascoronavirus/quiero-volver-normalidad_6_1014258575.html).

Atascos a primera hora de la mañana en Madrid – Europa Press – 19 oct. 2015

Disturbios en una planta que fabrica el Iphone en China – euronews (en español) – 26 sept. 2012

Camboya y Bangladesh, la máquina de coser de los países ricos – euronews (en español) – 3 ene. 2014

El Mediterráneo, ruta migratoria más mortífera del mundo – euronews (en español) – 10 dic. 2014

En realidad, no está ya todo decidido, ni es cierto que no se pueda hacer nada para que las cosas sean mejores. Nosotros, por lo pronto, vamos a pensar y a escribir nuestra propuesta sobre cómo nos gustaría que fuese el mundo tras esta crisis. 

En el texto podemos seguir el siguiente esquema (aunque no necesariamente):

  • Qué no nos gustaría que siga siendo como ha sido hasta ahora
  • Cómo nos gustaría que fuesen aquellas cosas que no nos gusta como han sido hasta ahora
  • Por dónde habría que empezar para construir ese mundo (impedimentos/facilidades de tipo científico, filosófico, económico, antropológico…)

Es importante tener en cuenta que para la filosofía no podemos deducir cómo deben ser las cosas a partir de la imagen de cómo son ahora de hecho. Una cosa es lo que las cosas son y otra lo que deberían ser si la realidad respondiese a los mandatos de la razón, que es común a todos nosotros y a todas nosotras.

Por ejemplo, puedes tratar sobre estos temas concretos y sobre otros que se te ocurran:

  • Escuela
  • Trabajo
  • Ocio

Podemos -¡y sería muy conveniente!- apoyarnos en informaciones de expertos que sepan sobre las cuestiones de las que queremos hablar, informaciones que podemos buscar en internet u otro medio (algún familiar o amigo que quiera ayudarnos).

Construye tu propuesta y házmela llegar (si eres alumno, a mi correo. Si no, en los comentarios).


Manu Chao: “No solo en China hay futuro” (CORONARICTUS SMILY KILLER SESSIONS… num 29)

BRISA FENOY – FÁBRICAS DE MIEDO

Manu Chao: EL DESAPARECIDO (CORONARICTUS SMILY KILLER SESSIONS… num 7) !

SANTA SALUT – MORFEO (PROD LUPITA’S FRIENDS)

QUIEN ME HA ROBADO EL MES DE ABRIL 2020 – Video Oficial

http://web.uaemex.mx/plin/colmena/Colmena_75/Dossier%20de%20Filosofia/Futuro_posibilidad_ser.pdf
Kurt Sontheimer and E. Fuente, “La predicción como finalidad y problema de la ciencia social moderna”, Revista española de la opinión pública, No. 35 (Jan. – Mar., 1974), pp. 7-21 (15 pages)